Este blog se ha trasladado, buscando el nuevo blog...

Pages

Insectosaurus VS 3D

Ayer fui a ver "Monstruos VS Alienígenas" en 3D y aluciné con la calidad de las tres dimensiones, cómo han cambiado y mejorado desde aquellos 5 minutos del final de "La muerte de Freddy", cúspide del cine noventero trash que te dejaba con un terrible dolor de cabeza para el resto del día.


Aunque para mí los 3D siempre irán vinculados a los fascículos coleccionables de Dinosaurios y Bichos, que venían con sus gafas azules y rojas para "ver" imágenes en relieve, y tenías que comprar todas las entregas si querías construir y completar el esqueleto fosforescente de un T-Rex o de una tarántula. Los 3D eran cuestionables, los fascículos no contenían ninguna información o imagen que no encontrases en libros y a partir de la quinta entrega (de 52) era imposible conseguirlos a menos que te embarcases en una epopeya. Pero ahí estábamos, comprándolos religiosamente hasta que tu hermano rompía el esqueleto del Tiranosaurio y toda la ilusión se derrumbaba.

También me he acordado ahora de los libros de "El Ojo Mágico". Imágenes psicodélicas crípticas, como una galería de arte moderno, en las que sólo unos elegidos podíamos percibir formas tridimensionales que emergían del batiburrillo, utilizando la técnica de quedarse bizco. Yo era fan y los tenía todos, pero de mi entorno sólo mi abuela y yo éramos capaces de visualizar las figuras.


El caso es que ayer vi "Monstruos VS Alienígenas", divertida, espectacular, con unos 3D apoteósicos y unas gafas que no molestan ni dan dolor de cabeza. Y me enamoré del Insectosaurus, adorable mezcla de insecto y dinosaurio. La babosa B.O.B. y sus frases lapidarias y sus poses de negra son geniales, vale, pero donde esté un bicho regordete de ojos saltones que se asusta con nada y que es el típico secundario discreto que siempre está ahí, que se quite todo lo demás. Y yo no quiero decir nada, pero empieza la película siendo un macho y la acaba transformado en mariposa de largas pestañas y labios pintados...

btemplates

2 comentarios:

tidusin dijo...

Ojo mágico sucks! Uno de mis recuerdos más traumáticos ever fue cuando me regalaron un par de libros y TODA mi familia, desde mis primos a mis abuelas, todo el mundo veía las bicicletas y demás y yo no veía NADA.

Lleonard Pler dijo...

Pues mañana te enseño a ver cosas en mis libros del Ull Màgic jajajaja!

Publicar un comentario