Este blog se ha trasladado, buscando el nuevo blog...

Pages

Take a sad song and make it better

Te piden que digas una canción bonita y rápidamente piensas en una canción triste. Voz desgarrada, mucho arreglo de cuerda melodramático y letra sobre el desamor. ¿Por qué siempre asociamos canciones bonitas con canciones tristes? Que sí, que I Will Always Love You y Someone Like You son preciosas pero ¿por qué en estos casos no nos acordamos también de canciones sobre días soleados y vidas desbordantes de color?


Creo que nos pasa a todos. Lo he detectado en conversaciones, en foros, en redes sociales; yo intento evitarlo pero aún así me pasa a menudo. ¿Acaso no son bonitas canciones como Downtown o Brimful of Asha? Pues sí. Pero eso de "Bonito = triste" lo tenemos ya muy arraigado. Es como si hubiéramos aceptado como inevitable la belleza de las lágrimas. Parece que, para emocionarnos, las canciones tengan que tratar siempre de amores que terminan, historias que hacen llorar, días de lluvia.

Es por eso mismo que aceptamos como válidas frases dañinas en plan "Quien bien te quiere te hará llorar" o "Para amar hay que sufrir". Y no. Llorar y sufrir no son cosas positivas y no deberíamos relacionarlas con cosas que sí lo son (querer, amar, canciones bonitas). Hay que valorarse más, intentar rodearse de lo bueno, de lo que nos alegra el día a día.


Digo yo que para variar, estaría bien acordarse de vez en cuando de todas esas canciones que nos dan ganas de abrir la capota del coche y levantar los brazos, el pelo al viento, silbar, cantar a gritos, dar palmadas, disfrutar. Que ser feliz y estar vivo también son cosas bonitas.

btemplates

3 comentarios:

María M. dijo...

Secundo la moción! D'Yer Maker en versión de Sheryl Crow, por ejemplo. La redescubrí justo ayer y me da subidón de los bonitos! Muaks!

Gorka dijo...

Pues mira mientras estaba leyendo esto me ha venido a la cabeza "June afternoon" de Roxette, canción bonita y extremadamente positiva... Y no hace falta decirlo, totalmente de acuerdo con el post!

Lleonard Pler dijo...

María, pues mira, la añado a mi lista "Beautiful Life" de Spotify... que ya añadí aquella de Russian Red que pusiste porque me daba un subidón considerable.

Gorka, precisamente esa canción ha estado a punto de titular esta entrada ("Get your green, green tambourine, let's play in the park"). Es maravillosa y muy en la línea de canciones que reivindico.

¿Más sugerencias?

Publicar un comentario