Este blog se ha trasladado, buscando el nuevo blog...

Pages

David Nicholls : Siempre el mismo día

Leer un libro después de haber visto la película es extraño. Más extraño que volver a un libro que ya habías leído. La historia es la misma, pero ahora no solo conoces las caras que se esconden tras las palabras, también las voces. He leído las frases de Emma con la voz de la dobladora de Anne Hathaway. Era como ver los vídeos de las vacaciones de dos amigos después de que ya me las hubieran contado. Me desconcertaba cada cambio, entre lo que yo recordaba (de la película) y lo que ocurría de verdad (en el libro)

.
Pero me ha gustado el viaje. El libro me lo podía llevar a cualquier parte. A la playa, sobre todo. Y me gustaba notar el gramaje de las páginas, su textura bajo el sol, que cada día se amarillearan un poco más y que al sacar el libro de la bolsa, ya en casa, sus esquinas siempre hubieran cogido un poco de humedad de la toalla. El desgaste del tiempo, el mismo por el que pasan Emma y Dexter.

Esta amistad a través de los años ha vuelto a golpearme. En el cine porque entonces la sentía cercana y en la toalla porque ahora venía desde otra galaxia. De una realidad alternativa. Y qué tonto te ves desde lejos. Qué tonta es Emma pero cómo la entiendes. Al terminar, me sequé y volví andando por otras calles que aún no había visto.

"-No, en serio, ¿qué pasó?
-Que te conocí. Tú me curaste de ti."

btemplates

7 comentarios:

Smooth Criminal. dijo...

Pues a mí eso de leer un libro después de ver la película me encanta. Lo hice, por ejemplo, con Ventajas de ser un marginado. La película me encantó, me pareció muy bien hecha, y al leerme el libro no me aburrió porque pasan muchísimas cosas que en la película no. Si hubiese leído primero el libro, sé que la película me hubiese decepcionado muchísimo. Igual con El niño con el pijama de rayas, con una película muy buena pero que, al leer el libro, lo disfruté mucho más porque los pensamientos del niño son de lo mejor de la obra, y eso no lo tienes en la versión cinematográfica.

Xavi Urgell dijo...

M'han agafat ganes de llegir-lo / veure-la :)

Éowyn dijo...

Alex, me ha gustado mucho tu post!

Yo me he leído siempre los libros antes de ver las películas. Recuerdo cuando me leí: "El club de los poetas muertos". Me encantó y me emocioné muchísimo, tanto como cuando vi la película. El libro me lo he leido muchas veces y la peli la he visto otras tatas veces.

Smooth Criminal, a mi también me pasó lo mismo con "El niño del pijama de rayas".

Alex Pler dijo...

No he dicho que no me guste hacerlo, SmoothCriminal... solo que es extraño. Lo bueno de los libros es lo que comentas, que ahondas mucho más en la mente de los personajes y de paso descubres escenas que tuvieron que caer por el camino. Por ejemplo, aluciné al leer Drácula o Parque Jurásico porque aunque sus películas son adaptaciones bastante fieles, también hay muchas diferencias que te mantienen atrapado en la lectura. Con El niño del pijama de rayas, me gustó tanto el libro (y cómo desde el principio conoces a su protagonista y su modo de ver el mundo), que no vi necesario ir al cine. Por cierto, que si te gustó, te recomiendo otro libro con protagonista peculiar: "El curioso incidente del perro a media noche".

Xavi, no sé si recomanar-te que vegis la pel·lícula o llegeixis el llibre, tria tu, en qualsevol dels dos casos, trobaràs una historia ben maca!

Eowyn, mátame, no sabía que El club de los poetas muertos estaba basada en un libro, y eso que era de las películas favoritas de mi abuela. Yo también intento leer antes el libro... ¡cuando sé de su existencia! Por ejemplo, con One Day lo descubrí después. Recuerdo cuando me leí en una semana Los hombres que no amaban a las mujeres, a toda prisa, para poder ir al estreno de cine (la adaptación sueca), para el que ya tenía entradas. Fui contrarreloj pero lo conseguí!

Juliet dijo...

Pfff a mí esa peli me marcó mucho. Recuerdo que meses después de verla en el cine, la encontré en Dublín y me la compré con mucha ilusión. Soy un poco Emma :S
"I'm not lonely. I'm alone"

Alex Pler dijo...

Me temo que todos hemos sido Emma alguna vez, Juliet. Yo salí del cine temblando. Te recomiendo el libro, aunque es parecido, verás a los personajes de otra manera.

Otra frase: "Si ya no podemos ni hablar, ¿de qué sirve esto? ¿Qué somos?".

Éowyn dijo...

¡Hola!

Alex, fíjate que yo no sabía de la existencia, de One Day. Me anoto el libro y la peli, para cuando saque algo de tiempo, ponerme a ello.

Ah! en cuanto a "El club de los poetas muertos", si quieres y te apetece leerte el libro te lo recomiendo 100%.

Un saludo!

Publicar un comentario