Este blog se ha trasladado, buscando el nuevo blog...

Pages

Emeli Sandé - Our Version Of Events

It's 'bout time we got some airplay of our version of events.

Se ha hecho esperar pero ya está aquí. Después de lanzar tres singles propios, otras tantas colaboraciones y ganar diversos premios (entre ellos el Brit Awards de los críticos, del que le harán entrega este mismo sábado), Emeli Sandé lanza su esperado debut. La expectación era alta y pienso que jugará en su contra, porque al final el disco es mucho más conservador de lo que prometían los singles o el propio look de ella.


Heaven, su single más conocido, la despacha rápido. Al parecer, salió en muchas listas de las mejores canciones de 2011. Yo la descubrí este enero. No importa: es grandiosa en cualquier año que la escuches. Parece salida de una discoteca de los 90 gracias unas bases trip-hop impecables, hipnóticas, y esos coros del estribillo te animan aunque no quieras. Cuando la canción termina, piensas: ¿cómo grabar algo a la altura? Pues, por ejemplo, no intentando vivir a la sombra de tu single de éxito.

El resto de canciones de Our Version Of Events no tienen nada que ver con Heaven. Es un repertorio sorprendentemente clásico. Baladones muy tremendos, en la línea de lo que triunfaba en los dormitorios de los 90: Whitney Houston, Céline Dion, Mariah Carey. Es un poco como la secuela del primer disco de Leona Lewis (y esta comparación es inevitable en Mountains, tema que de hecho iba a ser para Leona). Mucho piano, mucha letra sobre el amor y el desamor, mucho estribillo desgarrado cantado con una voz siempre eficaz y unas percusiones modernas como único recordatorio de que el disco se ha lanzado en 2012.


Muy inteligentemente, para no eclipsar el repertorio, los otros dos singles, la pegadiza Daddy y la luminosa Next To Me, que puede hablar sobre lo que acompaña un buen amor o un buen disco, los han desperdigado a lo largo de un tracklist que quizá peca de ser demasiado largo (14 canciones pueden hacerse muy cuesta arriba si encima todas son lentas; yo habría preferido una selección más exigente).

De entre los temas nuevos, sobresale My Kind Of Love, monumental, o la declaración de intenciones de Read All About It (Part III). La mejor letra de todo el disco. Habla de la valentía: encontrar tu propia voz y no tener miedo de utilizarla, digan lo que digan. Y es precisamente eso, la voz de Emeli Sandé, lo que brilla en los temas más contenidos, como River y su piano, Suitcase, que casi roza el country, o Break The Law, impresionante porque Emeli la canta casi acapella, jurarías que la tienes a ella susurrándotela al oído.


Ya se sabe: las cosas no salen siempre como esperabas. Eso no quiere decir que no sea para bien. Un fracaso amoroso puede llevarte a componer un gran disco que te llevará al estrellato y a millones de personas les dará consuelo. Que se lo digan a Adele. El disco de Emeli Sandé no es un golpe sobre la mesa, pero sin duda es un buen disco, una colección de canciones que te van calando escucha a escucha. Como una de esas novelas que no son trepidantes, pero que tan a gusto se leen en la cama y te cautivan página tras página con una prosa elegante. El calor de la manta, la esponjosidad de la almohada y la compañía de una gran voz. A veces no necesitas nada más.


You've got the words to change a nation but you're biting your tongue
You've spent a life time stuck in silence, afraid you'll say something wrong
If no one ever hears it, how we gonna learn your song?
So come on, come on, come on, come on

You've got a heart as loud as lightening, so why let your voice be tamed?
Baby we're a little different, there's no need to be ashamed
You've got the light to fight the shadows so stop hiding it away
Come on, come on

I wanna sing, I wanna shout
I wanna scream till the words dry out
So put it in all of the papers, I'm not afraid
They can read all about it

btemplates

3 comentarios:

smoothcriminal dijo...

El tema de las canciones lentas es un tema, a mi parecer, complejo. Todos ven a Adele, con seis grammys, famosa, un hype (que espero que no sean 15 minutos, que es más o menos lo que creo que le va a pasar), y se dan cuenta de que no necesitan sacar música electrónica que no tenga nada que ver con su estilo, pueden sacar las baladas que tienen en su carpetilla. Hata ahí bien. El problema es que el concepto de Adele ha estado tan perdido en la industria, que llegando ella y haciéndose famosa, ha acaparado todo el mercado, es decir: es la reina de la balada. Pero no ha destronado la música electrónica, y se ha convertido en una especie de liberación de esta. Y no hay espacio pAra más. Igual que ahora mismo la única artista que se la llama extravagante es Lady Gaga, a pesar de que todas vistan "rarito" desde ella, Adele va a ser la única que consiga estar en lo alto. Porque sí, un vestido de carne entre vestidos de fiesta supone un cambio, pero imagínate que Rihanna hubiese ido de papel higiénico, Katy de caramelos y así. Pasaría de ser una excepción a una pesadez. Pues lo mismo con Adele, imagínate que solo hubiese baladas en la radio. No, no hay espacio para más. Así que, dándome mucha pena, ni Emili, ni Lana, ni ninguna de ellas tendrá exito, por lo menos en las radios. Espero que pilles el cncepto, en mi mente se entiende ajjajajaja :).

Lleonard Pler dijo...

Entiendo lo que dices, y comparto ese pensamiento de que la propia industria busca una vía de escape, un producto distinto al que dar cancha (primero Amy, ahora Adele, etc), luego llueven las cantantes que siguen ese camino pero la industria no les dejará abrirse camino porque no hay espacio para ellas.

De todos modos, con Adele creo que ayudó mucho la sinceridad del disco. Canta con la emoción a flor de piel, y eso se nota. No es algo exclusivo de ese tipo de música: la Lady Gaga de "Monster" (el EP que para mí es lo único salvable de toda su carrera) es sincera y por eso son canciones tan bien paridas. A la gente le emociona Adele porque siente lo que canta y nos lo hace sentir a nosotros. Hay muy poca gente capaz de conseguir eso. Muchas se quedan en tener un chorro de voz, pero están tan ocupadas exhibiendo su talento que se olvidan de lo más importante: transmitir. Ahí está la diferencia de Adele. Y por eso su primer disco no tuvo tanto éxito, porque no era tan sincero ni emocionante.

Adele también tiene a su favor otros factores: un disco breve (siempre diré que los discos, cuanto menos canciones, mejor) y aunque se la considere cantante de baladas, en realidad hay 3 temas (que encima son 3 de los 4 singles) que no son baladas, juegan con percusiones y ritmos muy contundentes: Rolling In The Deep, Set Fire To The Rain, Rumour Has It.

Volviendo a Emeli, en UK le han dado bastante cancha, pero claro, lo que había promocionado ella (los 3 singles, especialmente "Heaven") no tiene nada que ver con el resto del disco. Eso puede jugar en su contra. O quizá no. No lo sé. Sorpresas te da la vida.

smoothcriminal dijo...

Sí, toda la razón... Respecto a Gaga, estoy casi seguro de que su próximo disco será más salvable, ella se dedicará a la música y su equipo a lo demás..

Bueno, que le vaya genial a Emilí, es buena, y el de Lama del Rey tiene poquisimas canciones comparables con los singles y sigue siendo muy bueno.

Publicar un comentario