Este blog se ha trasladado, buscando el nuevo blog...

Pages

Carlos G. García - Entrada + consumición

"Ninguna buena historia comienza diciendo:
'Me quedé en casa y me fui a dormir triste'.
Es hora de afrontar el presente."

Te sentirás identificado. Vamos, digo yo. Porque lo que contienen las páginas de Entrada + consumición todos lo hemos vivido. O lo hemos pensado. O nos lo ha contado un amigo. Y siempre reconforta leerlo en un libro, ver que alguien más piensa como tú. Sientes complicidad. Que no pasa nada, que no es tan grave.


Por recomendación de Fer y sus Confesiones tirado en la pista de baile llegaba a mis manos este libro. Una novela que empieza como una divertidísima visión de la noche gay y la fauna que la puebla. Luego llegan las máscaras, el momento de quitárselas, las revelaciones y sobre todo los "¿ahora qué?". Ahora el presente.

Hay mucho alcohol y bastante sexo. De hecho, cada capítulo lleva el nombre de una bebida. Los diálogos chispean, hay capítulos (de mis favoritos, y muy bien ubicados) que no son más que conversaciones telefónicas. Hay drama y hay comedia romántica. Humor, ironía. Y tristeza, la de quien tiene que sobrevivir en un medio hostil en el que todos mienten, utilizan, manipulan, abandonan.


Pero hay luz al final del túnel. O debería haberla. Las ciudades son muy grandes, incluso Málaga, donde transcurre la novela. Nuevas gentes, nuevos ambientes, nuevas actitudes, y sobre todo iniciativa. Dar pasitos cuando las oportunidades llegan. Porque es cierto, como dice la cita con la que abría este post: Ninguna buena historia empieza diciendo: "Me quedé en casa y me fui a dormir triste". Así que sal y sonríe.

btemplates

2 comentarios:

Fersitu dijo...

Un libro recomendable. Esta claro que quedándose uno en casa encerrado nadie va a ir a llamar a tu puerta a sacarte... a no ser que los reparte flyer empiezen a hacer negocio a domicilio o que te pilles del cartero, que eso también puede ser.

Se lee muy rápido, muy bien y pega unos cuántos golpes de realidad pero sin perder un optimismo que flota en toda la novela.

Soy fan.

Lleonard Pler dijo...

¡Muchos golpes de realidad! Me ha encantado ver recogidas tantas reflexiones. Gracias por la recomendación, tengo que pedir un ejemplar para mí.

Publicar un comentario en la entrada