Este blog se ha trasladado, buscando el nuevo blog...

Pages

School Of Seven Bells - Ghostory

"Who was just a place to hide from light?"

¿Puede existir una música de baile que más que para bailar sirva para escuchar echado en la cama? School of Seven Bells parecen haber dado con la fórmula. Sus canciones incitan al baile más enérgico de la misma forma que escuchándolas te apetece cerrar los ojos, acercarte los auriculares a la oreja, y entender esa historia de fantasmas. Serán las atmósferas que construye el grupo, será esa voz cantando a base de susurros fuertes que sin embargo se diluyen entre la magia de los loops, será ese regustillo a Florence + The Machine puesta hasta los topes en medio de la discoteca.

Ghostory tiene unas letras crípticas. Hablan de fantasmas, pero nunca queda muy claro quién es el fantasma: si la persona ya no está o la que se ha quedado. O si la persona está cantándole al espejo. Informándote sobre el grupo, piensas que algo habrá tenido que ver en todo esto la deserción, en plena promoción del anterior disco, de la hermana gemela de la cantante. Este disco, el tercero, lo lanzan ya como dúo. Puede que les falte un brazo pero no piensan dejar que se les note. Han aprendido, han crecido, han madurado y el disco te recibe pletórico con The Night.

El primer single, Lafaye, es una psicofonía grabada desde esa sala secreta que debe de haber al lado de toda pista de baile. A ratos los cánticos recuerdan a la mejor Enya, pero subida de revoluciones, claro. También hay temás más tranquilos, como la etérea Reappear. Lo que hace grande este disco es lo bien que fluyen unas canciones con otras, da ganas de escucharlo entero en modo repeat. Para desentrañar sus misterios, adentrarte en su bosque de antiguas columnas de hielo y metal, bailar bajo los focos que reflejan los espejos venecianos.


La joyita del disco es sin duda Low Times. Seis minutos y medio inquebrantables, con un hit hat que no perdona. El ritmo corta el aire con la fuerza de una lección aprendida. La canción habla sobre esos momentos en que te viniste abajo, pero está cantada cuando ya vuelves a estar en lo alto, dándolo todo, de ahí la euforia que transmite, especialmente en sus dos últimos minutos. Me habría gustado bailar esto a los pies de la Alhambra pero entonces aún no conocía este disco, lo conocí nada más volver. "No volverá a ocurrir", te escupen al oído. Así que baila conmigo.


Who watched me lose my life?
To a thief without a care
Who let my heart fall?
Hard to see, to disappear
Who was just a place to hide from light?
Just a cheap turf with a bigger house
You
Low low low times

btemplates

5 comentarios:

Oscar dijo...

Ya conocía este grupo y me gusta bastante. Pero no sabia que había sacado nuevo album.

Gracias por el aviso ;)

P@B dijo...

Me encanta el look de la portada. Es tan la reina que aparece en Red Sonya (el guerrero rojo)... La bollera, os acordais? xD

Lleonard Pler dijo...

Oscar, yo al revés: no conocía al grupo y acabo de descubrirlos con este discazo. Tengo que ponerme con los anteriores.

P@B he tenido que googlearlo y no encuentro el personaje que comentas. Igual es un guiño. Yo pensaba que tiraba hacia lo oculto-esotérico, pero igual es un cómic, sí.

pabblogger dijo...

http://3.bp.blogspot.com/-vOjZ8E2fWBM/ThQIJgw6PhI/AAAAAAAABSU/gMrNFIW0VGo/s1600/redsonja853.png

Esa es a la que me refería :D

Lleonard Pler dijo...

Pues tiene su parecido la máscara, sí. :P

Publicar un comentario