Este blog se ha trasladado, buscando el nuevo blog...

Pages

Ciao Pirla!

1369 km de superación personal. Oscar D'Aniello se propone recorrer en bici la distancia que separa Barcelona de Desio, el pueblo de su padre, donde depositará sus cenizas. Un viaje pendiente y sobre todo un reto personal. Tiene presente que igual no lo consigue pero lo importante es haber subido a la bici y echarse a pedalear.


El documental de La Cafetera acompaña a lo largo de todo el viaje al cantante de Delafé y las Flores Azules. Sudas en la bici con él, sufres con cualquier contratiempo y disfrutas de cada cuesta porque después llegará un verdísimo paisaje. Emociones a flor de piel, emociones y crecimiento con una buena banda sonora.

Me recordaba a ratos al inspirador De qué hablo cuando hablo de correr de Murakami. Porque más que el viaje en sí, lo importante es todo lo que Oscar aprende en él, de sus acompañantes temporales y de sí mismo. Y ya es eso la vida: descubrir que tienes energía dentro aunque no lo supieras, avanzar siempre, en línea recta o con desvíos pero siempre acabar llegando. Los objetivos como fuerza motora.


Tuve la suerte de asistir la semana pasada, gracias a mi amigo Jose, a la presentación en Barcelona. Me sorprendió porque la hora y cuarto pasó a toda velocidad, un montaje ágil combinaba tiempos y espacios.  La edición especial del disco De ti sin mí / De mí sin ti incluye el documental y seguro que pronto lo proyectan en más ciudades. Los beneficios van destinados a la organización Pallapupas.

btemplates

4 comentarios:

rhalonso dijo...

¡¡Qué chulo!! ;)

Fersitu dijo...

¡Qué ganas de verlo! :D Seguro que lloraré... lo veo, pero va a ser tan emocionante.

atticus' daughter dijo...

Mira que al final se me hicieron cansinos y más allá de "Enero en la playa" o "Mar y el poder del mar" (que las adoro) no he vuelto a escucharles, pero cuando vi el trailer de este documental se me cayeron las lágrimas, tiene que ser una preciosidad!!!!

Lleonard Pler dijo...

¡rhalonso, mucho! Y completo gana.

Fer, te va a emocionar mogollón. No sé si hasta el punto de llorar, pero casi jaja.

atticus' daughter, pues yo soy más de la última época (Éramos, Mejor y, claro, Espíritu Santo), el nuevo disco sigue esa línea y parece que la mejora. Pero el documental es interesante guste o no guste el grupo. Es un reto de superación personal.

Publicar un comentario en la entrada