Este blog se ha trasladado, buscando el nuevo blog...

Pages

Stieg Larsson - Los hombres que no amaban a las mujeres

Yo creo que hay un antes y un después de leer (y disfrutar) a Haruki Murakami. A partir de ese momento, ya no te asustarán los libros en los que no ocurre nada. Es decir, historias en las que ocurren cosas, sí, pero en el interior de los personajes, cambios y evoluciones que suceden de forma sutil, narraciones dónde lo importante no es sólo lo que se dice, sino también cómo se dice, hechos que no serían nada sin una cuidada ambientación y unos personajes humanos y carismáticos. Estamos tan acostumbrados a las orgías frenéticas de las películas y los bestsellers estadounidenses que a veces estas historias de ritmo pausado pueden hacerse difíciles de digerir, pero llenan (y alimentan) mucho más.

Los hombres que no amaban a las mujeres es el primer libro de la saga Millenium de Stieg Larsson, una saga de diez libros planeados que al final se ha quedado en trilogía, al morir el autor con sólo tres libros escritos.

Si empezáis a leerlo, no hagáis caso de las críticas y frases publicitarias y comentarios. Aparcad todos esos "ritmo trepidante", "trama llena de acción y misterio y crímenes", "novela negra que te deja sin respiración", "investigación que te atrapa desde la primera página", etc. Es mentira. Es como cuando intentan vender todos los libros de Stephen King como si fueran de terror (tema que trataré en otra entrada). Puro marketing.

Los hombres que no amaban a las mujeres no es una novela policíaca. O no es sólo eso. O es mucho más que eso. Es la historia de dos personas solitarias en un punto crítico de sus vidas; necesitan un cambio; no se conocen, pero se necesitan el uno al otro. Es la historia del éxito y el fracaso y las miserias de una familia. Es la historia del retiro voluntario de un periodista en una diminuta isla del nordeste de Suecia, aislada del mundo, durante un invierno helador. El periodista intentará resolver un antiguo caso, pero en el fondo está intentando reencontrarse a sí mismo. Los hombres que no amaban a las mujeres no es un capítulo de CSI, sino una excelente muestra de cómo nos refugiamos en las cosas más absurdas para sobrevivir en un mar de hielo, pero sobre todo de cómo en esas cosas absurdas descubrimos una brújula, vieja, oxidada y medio rota, pero esperanzadora.

btemplates

5 comentarios:

La Magdalena de Proust dijo...

Ay...que ganas de ponerme a leer este libro! mi madre ha caido rendida ya está esperando ansiosa la tercera entrega!
Me encanta como lo has descrito hace que tenga ganas de leerlo, en mi caso si hubiera hecho caso del marketing ni lo hubiera leido, nada más lejos de mis gustos literarios que una historia trepidante y CSIniana.
Alex haznos a todos un favor y ESCRIBE! sigue escribiendo porfavor, que eres una joyita!!
y haz más reviews literarias, siempre es interesante que un librero/escritor/lector empedernido de consejos y pistas a los modestos clientes ;P

Eli Ramirez dijo...

Jo és que me'ls volia llegir els dos però és que una amiga em va dir que costava al principi d'agafar el ritme i que hi havia molts personatges i era una mico lio, ...però el balanç de comentaris rebuts és més positiu que negatiu, o sigui que potser quan acabi el parell de llibres que tinc ara entre les mans, m'hi poso.
:)

Lleonard Pler dijo...

Esther, creo que te gustará! Hazle caso a tu madrie (y a mí) y léelo. Y seguiré escribiendo, tanto el blog como mis cosillas, me alegro de que te gusten!

Eli, és que això és el que passa, si l'agafes esperant-te la típica novel·la políciaca trepidant, al principi costa molt, perquè és molt intimista i descriptiu. Però te'l recomano al 100%.

tidusin dijo...

Ay y yo con las Desperate Housewives Murderers Japos a medias!!! A mi no me da tiempo para la peli! no sé que hacer...

Parker dijo...

Mmmmm... Ahora me llama aun ams la atencion... Lo mismo le doy una oportunidad.

Publicar un comentario