Este blog se ha trasladado, buscando el nuevo blog...

Pages

Norwegian Wood / Tokio Blues

De ciencia ficción me pareció esta película. Y sus personajes, auténticos extraterrestres. Me sabe mal decirlo, y puede que el doblaje, terrible, tenga parte de culpa (tantos cines de versión original en Barcelona y ninguno apostó por "Tokio Blues"), pero Watanabe, Naoko, Kizuki y compañía me parecieron gilipollas. Salvaría a la optimista Midori (qué monada de actriz) y al canalla Nagasawa (hot as Mexico).


Es cierto que las novelas de Haruki Murakami siempre las protagonizan personajes que se pierden en la tristeza, se ahogan en una soledad densa de la que no saben salir. La novela, sin ser el mejor libro del autor, no me disgustó, pero la película de "Tokio Blues", supongo que al no poder profundizar en la personalidad de los personajes que retrata, es una sucesión absurda de suicidios y llantos y desgarros emocionales que roza la parodia. Tela marinera con esas escenas donde los personajes discuten moviéndose de lado a lado sin parar y la cámara apenas puede seguirles: intentaban ser dramáticas y en el cine reíamos. Por no hablar del momento "babas en el acantilado" del final.

Como con todo, influye mucho el momento emocional en que la ves. Sé que en mi época adolescente me habría sentido muy identificado con estos personajes lánguidos que se ahogan en un vaso de agua, que hasta soplando velas de cumpleaños se deprimen. Hoy por hoy, no puedo sentirme más lejano de ellos. Y así es cómo me tomé la película, como un recordatorio del camino que no hay que seguir jamás. Esa melancolía absoluta y esa desolación y esa ceguera, incluso: cuanto más lejos, mejor.


Por destacar cosas buenas, que las hay (la película tampoco es tan mala como la pinto... sólo muy alejada de mí; extraterrestre, ya lo he dicho al principio), me quedo con la sorprendente banda sonora, temas instrumentales que mezclan tristeza y angustia y encajan como un guante con el mundo de Murakami. Me quedo también con esos paisajes boscosos que van mutando al ritmo del ánimo de los personajes y con esa escena en la que Watanabe, Nagasawa y la novia de éste hablan de su vida sexual. El personaje de la novia es tremendo, lástima que al final sea tan tonta como los demás. Me gustaría reescribir la historia sólo para darle a esta chica el final (el nuevo principio, en realidad) que se merecía.

La verdad es que me quedé pensativo al salir del cine (por cierto, el tiempo se alió con Murakami: diluviaba). La literatura y el cine japoneses son muy dados a estas historias de melancolía que acaba en drama. ¿Ya no podré disfrutar de ellas? Con lo que me gusta la cultura japonesa... Luego me sentí afortunado: en realidad, ahora podré disfrutarlas sin miedo a dejarme arrastrar por su tristeza inevitable. Y buscaré autores cuya sensibilidad se salga de la norma, como Yasutaka Tsutsui. De algo sirve madurar, supongo.

-¿Sabes qué me gustaría hacer ahora?
-Midori, estamos en un sitio público...
-Nunca imaginé que dirías eso.

btemplates

5 comentarios:

David dijo...

En el cine Icaria de la Vila Olímpica sí dieron esta peli (de hecho, todavía la dan)

http://www.yelmocines.es/node/49

No la he ido a ver porque la obra de Murakami no me atrae mucho. Prefiero otros autores japoneses como Kawabata, Tanizaki, Abe.

Por cierto, sigo tu blog desde hace meses y me encanta. Quería aprovechar que sabía que esta peli la dan en el Icaria para avisarte!

Saludos,
David

Lleonard Pler dijo...

Vaya!!! Entonces el problema es que en Servicaixa no aparecen los cines Icaria... Lo tendré en cuenta para futuras películas, gracias por el aviso. La verdad es que ahora vivo al lado de los Cines Verdi y me tienen mal acostumado, si no la dan allí doy por hecho que en otros tampoco. Pero en este caso me dolió por partida doble: primero porque era doblada y segunda porque encima el doblaje era malo, voces más de serie de animación que de película...

Kawabata me gusta mucho. Tanizaki y Abe los tengo pendientes, tengo ganas. De Abe quiero leer "Idéntico al ser humano". De clásicos también me gusta el maestro Mishima. ¿Conoces a Yasutaka Tsutsui? Es muy diferente al resto de autores japoneses, me entusiasma.

Muchas gracias por tu respuesta, David!!

David dijo...

Mishima también me gusta. Y de Abe, "Idéntico al ser humano" es muy bueno. Hace poco encontré una edición en castellano bastante buena y me encantó de principio a fin. No me atrevo aún con su "Box Man"!

Ahora estoy leyendo "Lo bello y lo triste" de Kawabata. No tiene nada que ver, pero justo antes he leído "Happiness" de Ferguson, no es un libro que hubiera leído, pero me lo dejaron por referencias y posibles símiles con la vida que lleva uno y, si bien la primera mitad me resultó divertida, la segunda mitad es bastante dispersa.

Ah! Y antes de ese leí "Nada" de Teller, ya me llamó la atención pero tu crítica acabó por convencerme. Me ha parecido muy bueno, de principio a fin.

David dijo...

Me olvidaba! No he leído nada de Tsutsui, pero me apetece probarlo, la verdad. De momento ningún autor japonés me ha defraudado. Kenzaburo Oe, por ejemplo, es uno de los grandes. Tengo ganas de que este año Seix Barral saque por fin la siguiente novela tras Renacimiento.

En cuanto al cine, es curioso porque aunque yo también vivo cerca del Verdi, siempre he ido al Icària (antes vivía por aquella zona y me he acostumbrado a ir allí, es de los pocos cines donde no encuentras energúmenos entre el público -o al menos yo no los he encontrado-).

Lleonard Pler dijo...

David, "Lo bello y lo triste" de Kawabata es una maravilla, la verdad es que este hombre era un mago de las palabras... Todo lo que he leído de él me ha fascinado. A Kenzaburo Oé lo tengo pendiente también.

Me alegro MUCHO de que te gustase "Nada", justamente el sábado se lo dejé a un amigo después de habérselo recomendado varias veces. Es una lástima que en España no haya tenido buena acogida, me parece una llamada a la evolución personal, incluso a la "indignación", más efectiva que la de otros libros famosos.

Publicar un comentario