Este blog se ha trasladado, buscando el nuevo blog...

Pages

Hysteria

Imaginas las risas nerviosas de los productores cuando llegó el proyecto a su mesa. Una comedia romántica sobre la invención del primer vibrador en pleno Londres victoriano... ¿Genialidad o catástrofe? Pues algo mejor que eso: una película honesta, hecha con gusto y mimo, tan fresca como previsible, única, más para todos los públicos de lo que esperabas, con puñetazos disfrazados de manos toconas.


Como ya ocurría con la subtrama sufragista de Mary Poppins, en Hysteria hay mucha más chicha de lo que parece a simple vista. Es más que una reivindicación feminista. Es abogar por la plena libertad sexual de todos nosotros, romper tabús, llamar a las cosas por su nombre. La denuncia de una sociedad que da la espalda a todo aquello que no entiende.

Sorprenden los actores: Hugh Dancy enamora en su lucha entre represión e instintos, Rupert Everett está irreconocible, muy a gusto encarnando a ese inventor canalla; por su parte, Maggie Gyllenhaal jamás había estado tan guapa, este personaje fuerte y femenino y guerrero y sexual y sensible parecía reservado para ella.


La revolución sexual. La verdadera: coger las riendas de tu propio cuerpo, conocer a fondo lo que lo excita, disfrutarlo plenamente. El buen sexo está para disfrutarlo. Es la base de una relación de pareja sana y una vida equilibrada. Cuando entiendes eso, cuando das con la fórmula o el instrumento o la persona, eres más feliz. Ir bien follado, que se dice, para que la sonrisa sea máxima. O para cantar ópera, incluso.

btemplates

2 comentarios:

sarahjessicafletcher dijo...

Me ha encantado la referencia a la sufragista y abnegada madre de Mary Poppins. Y la peli muy simpática (y educativa, jaja), podían haber arriesgado más pero bueno, como comedia amable ha quedado estupenda, oiga.

Lleonard Pler dijo...

Es que Mary Poppins tiene mucho por analizar... La abnegada madre sufragista y la representación de los banqueros.

Sí, como digo Hysteria al final es más "para todos los públicos" de lo que pensarías por la temática, pero les ha quedado muy bien, no hay ningún momento soez o desagradable, y tiene mérito.

Publicar un comentario en la entrada