Este blog se ha trasladado, buscando el nuevo blog...

Pages

Jeux d'enfants

Vale, lo reconozco. Siempre digo que el amor eterno no existe, pero era porque no había visto esta película, que en España se estrenó como Quiéreme si te atreves. Una historia de amor eterno llevado hasta sus últimas consecuencias. Ni Romeo y Julieta llegaron tan lejos. Gracias una vez más a David por acertar de lleno con sus recomendaciones cinematográficas.


No sé qué tendrá el cine francés que últimamente me gusta tanto. Y Jeux d'enfants no es una excepción. La presencia de Marion Cotillard siempre ayuda, claro, y ya no digamos la de Guillaume Canet, chico todoterreno que tan pronto me enamora en Last Night como me sorprende dirigiendo la monumental Pequeñas mentiras sin importancia.

Ésta es la historia de dos amigos que desde la infancia juegan a desafiarse mútuamente. Todo vale: mearse delante del director, ir en ropa interior a un examen, robarle los pendientes a una chica, decir "no" el día de tu futura boda. ¿Capaz o no? Les preocupan tan poco las consecuencias que nadie puede comprender la gracia de ese juego. Un juego que, ya de adultos, se vuelve demasiado peligroso porque ellos en ningún momento pierden la crueldad de los niños.


El género de la comedia romántica, y ya no sólo comedia (porque en muchos momentos, Jeux d'enfants no pretende hacernos reír): cualquier historia acerca de dos personas que se enamoren, es un tema tan explotadísimo que se agradecen soplos de aire fresco, amoríos extraños y otras formas de narrar. En algunas escenas, esta película puede rallar lo pretencioso. Pero casi siempre, el director Yann Samuell te sorprende: teatrillos en movimiento, sueños que cobran vida, un montaje arriesgado, gente que vuela, efectos especiales aquí y allá para llevar el humor al extremo, planos homenajeando al expresionismo alemán... Los Fesser dirigiendo una película romántica, algo así parece a ratos.

Y algo que me fascinó de veras fue que la mayor parte de la banda sonora conste de diferentes versiones de La Vie En Rose. Versiones de Louis Armstrong, Donna Summer, Zazie, Trio Esperança y, por supuesto, también la original de Edith Piaf. No sé si era ésa la intención, pero al no acompañar la película con la típica selección de canciones bonitas sino elegir una sola, y además tan emblemática, para mí se refleja perfectamente la obsesión casi enfermiza de Julien y Sophie a lo largo del tiempo.


Y nada puede prepararte para ese finalazo. Ya estaba encantado con Jeux d'enfants, pero entonces llegué a sus últimos cinco minutos y tuve que aplaudir. En el cine me habría levantado de la butaca. Artista es el que arriesga, y para acabar así tu película hay que tenerlos muy buen puestos. Será que al final no estaban tan locos, Sophie y Julien. Gracias a todos los que me vais recomendando estas películas únicas. Más, por favor.

btemplates

8 comentarios:

Fersitu dijo...

A mi lo que me ha extrañado es que no conocieras antes de su existencia conociendo tus buenos gustos, aunque en realidad es lo que decimos a veces que las películas (como las canciones y discos) llegan cuando tienen que llegar ;)

Una MUY buena película que juega con la realidad, la ficción, el color, la cobardía, la alegría y las miserias humanas, todo a la vez.

Eli Ramirez dijo...

Oh! no la coneixes?
La vaig veure al cine amb l'Uri fa molt de temps (quan va sortir). Ens va encantar, (ell se la va comprar quan va sortir en dvd). És molt maca
Ara m'han vingut ganes de tornar-la a veure ^^

Lleonard Pler dijo...

Bueno, supongo que la película se estrenó en una etapa de mi vida en que digamos que era más posible que se me escapasen este tipo de películas... ahora recupero el tiempo perdido y aparte intento que no se me escape ninguna.

Eli, m'ha semblat maquíssima però no sé si és d'aquestes que em compraria en DVD. Potser si la trobo barata...

Juliet dijo...

"cap ou pas cap?" ADORO esta película. La vi ya hace cuatro años y es que no me canso de verla ^^ Y la pareja Guillaume-Marion es simplemente perfecta!!

David dijo...

Es, desde luego, la película sobre el amor eterno definitiva. Creo que nunca he visto una película que trate este tema como lo tratan aquí. De manera descarnada, con ese final que como bien indicas, muy pocos se atreverían a hacer, pero que en realidad encaja perfectamente con la actitud de ambos.

Increíble el montaje y la voz en off cuando Julien huye del piso de Sophie, ya adultos, rematando todo lo visto previamente. Aunque el montaje es sobresaliente durante todo el metraje, así como el guión, las actuaciones y la dirección.

En la escena en la que Sophie y Julien se paran en medio de la calle, sin importarles los coches (es más, subiéndose a ellos), fue cuando me di cuenta de que era una película de amor en su misma esencia, ese sentimiento tan fuerte por otra persona que te lleva a convertirte en un autista con respecto al resto del mundo, con lo bonito que es y los riesgos que conlleva al mismo tiempo. Todos los sentidos de Julien y Sophie estaban dirigidos hel uno acia el otro. Les daba completamente igual lo que tenían alrededor, se ausentaban para vivir en su fantasía.

Reconozco que al principio, cuando el niño sueña con la cama voladora, no sabía muy bien qué estaba viendo todavía, pero me intrigaba. Cuando la historia se forma del todo en torno a la relación entre ambos, es cuando caí rendido ante su historia.

Por cieto, genial la escena de "¿Qué quieres ser de mayor? Un flan". Delirante.

Lleonard Pler dijo...

Juliet, estaba convencido de que la película te gustaría, lo que no sabía seguro era si ya la habrías visto o no. La química de Guillaume y Marion se acerca mucho a la de de Ethan y Julie en Before Sunrise / Before Sunset ¿no crees?

¡Autistas! Ésa era la palabra que buscaba para definirlos, David. Diste en clavo. Así nos convierte el amor. No importa nada más que el otro. Yo también caí rendido a los pies de la película en el momento que ella se sube al coche.

En relación al diálogo del flan, me desmontó cuando luego en la biblioteca ella remata: "Al final lo conseguimos. Tú eres un tirano y yo un flan".

Hay momentos del montaje brutales. El de la huida del piso que mencionas, la lata cayendo escalón a escalón, también el del paso del tiempo en el bar: con los coches pasando, Sophie cambiando de novios y looks, y de repente siendo la camarera.

Y sí, lo mejor de ese final es que, aún siendo tan arriesgado, en esta historia no queda en absoluto forzado. Es lo más lógico que pueden hacer y decidir estos personajes. Y además, ya se aseguran (el montaje, otra vez) que cualquier espectador entiendo que es un final feliz (para ellos sí).

Sí hay trozos que me chirriaron, como ese teatrillo con la serpiente, ellos de Adán y Eva, el director como Dios. No entendía qué me querían decir. Pero se compensaba con momentos como el hospital, saltando baldosas y pidiendo deseos cada vez más fuertes.

Markus San dijo...

Esta pelicula la vaig revisionar fa poc. I de fet, vaig pensar en tu després de veure-la, tenia la sensació que et faria gràcia. Llàstima que vaig pensar que poder l'havies vista ja xD

Bé, en tot cas, es una peliculassa, me la va enseñar cert hippie amb el que la cosa no va anar bé, però mira una cosa bona que en vaig treure d'ell (D'entre moltes altres ^^).

M'encanta el final, es preciós! I tot i així, la paraula es quedaría curta per explicar lo maca que es la pelicula ^^

Lleonard Pler dijo...

Ante la duda, tu sempre recomana-me-la!! :P

Sempre ens podem endur coses maques de les històries que no surten bé. Pelis, música, llibres. I records i experiències, és clar.

Publicar un comentario