Este blog se ha trasladado, buscando el nuevo blog...

Pages

Francine Prose - Cómo lee un buen escritor

Mientras estudiaba cine, ya hace unos añitos, fui incapaz de disfrutar de las películas como hacía antes. Me pasaba esa hora y media que duraba cada película analizando cómo estaba hecha. En la pantalla ya no veía historias contadas con más o menos arte sino una mera sucesión de planos, contraplanos, secuencias, panorámicas, saltos de ángulo, fallos de raccord,  iluminaciones planas o expresivas, pistas que habían plantado los guionistas en cada escena para adelantar futuros giros de guión, tipos de personajes, la idea original. Me costó tiempo volver a disfrutar las películas sin más, ir al cine o apretar play y dejarme sorprender.


Creo que el arte nos impacta precisamente por la ingenuidad con la que nos acercamos a él. Y estoy convencido de que los conocimientos técnicos lo vuelven opaco. La música, por ejemplo: soy incapaz de saber si un compás es 3/4, 4/4 o 6/8: las canciones me gustan o no me gustan, y las veces que he intentado fijarme en el ritmo, o en el tipo de instrumentos, o incluso las notas, he terminado sin oír realmente la canción, como si la música se diluyera y sólo quedase un pum-pum asincopado. Ruido de fondo. O la pintura: estudié con interés la asignatura de Historia del Arte y sigo comprando bastantes libros, pero a la hora de la verdad, comprendí que hay cuadros que me maravillan y otros que no, al margen de corrientes y técnicas pictóricas.

Pero claro, entiendo que se valora de forma más constructiva una obra de arte si conoces los ingredientes de los que parte cualquier artista, las herramientas que tiene que utilizar, entender que todos parten con igualdad de condiciones. Y es así como puedes ver quien es más diestro y quién más pasional, comprendes los méritos de ciertas obras teniendo en cuenta su época o su técnica. Este paso, estudiar y (re)conocer, es especialmente importante para quienes, además de disfrutadores de arte, aspiran también a ser creadores: ¿cómo podrías crear una película, una pieza de música, un cuadro o un libro si no conoces las urdimbres que los hacen posibles?


Y esa es la misión que se propone Francine Prose en su libro (cuyo título original, por cierto, es más acorde al contenido: "Leer como un escritor. Una guía para gente que ama los libros y para aquellos que quieren escribir"). Leer de otra manera. Fijándote en el orden de las palabras, su selección (¿por qué ese sustantivo y no otro, por qué precisamente ese adjetivo?), la construcción de frases, párrafos y escenas enteras, la importancia de lo que no se dice, las descripciones, los gestos, los diálogos. Te invita a pasearte por el backstage de los libros, y quizá es eso lo que haya que hacer con todo arte. Pasearse, no acampar en el camerino.

Lástima que luego la selección de autores y obras de referencia se centre tanto en la literatura norteamericana del siglo XX, hablando de obras que aquí ni siquiera se han traducido, en vez de clásicos más universales. Habría venido bien una adaptación del libro para su exportación. Pero la idea es buena, y aún mejor es el deseo final de Francine Prose. Que entiendas que todo está escrito, pero nadie lo ha escrito como tú. Y quizá entendiendo porqué todos esos autores escriben de forma única, podrás encontrar tu propia voz.


En los libros, fijarme en cómo están escritos para mí siempre ha sido algo natural, y no me ha impedido disfrutarlos. No me pasa como con el resto de artes. Al revés, destripándolos es como los disfruto más. Releo cada frase perfecta hasta entender por qué me lo parece. Decido qué diálogos me gustan y qué características comparten. El dominio de los tiempos. El barroquismo pop de Terenci Moix y las frases-bisturí de Chuck Palahniuk. Las descripciones más inmersivas y las que sólo están de florero. Las metáforas.

Destriparlos, sí. Hasta la última página. Lo hacía ya de pequeño, con los libros tipo "Elige tu propia aventura", que los releía y hacía diagramas hasta comprender su estructura y distribución, sus trucos, las trampas del autor para que intuyeras atajos donde sólo habría abismos y pozos que te llevaban de vuelta a la primera página. Buceo en los libros. Siempre he leído así, supongo que es la única forma en la que sé leer. No sé, es curioso esto de los libros.

Leyendo a Chéjov no es que me sintiera feliz, exactamente, pero sí tan cerca de la felicidad como sabía que podría estar. Y se me ocurrió pensar que en eso radicaba el placer y el misterio de la lectura, así como la respuesta a quienes dicen que los libros desaparecerán. Por ahora, los libros son todavía la mejor manera de llevar con nosotros el gran arte y su consuelo en un autobús.

btemplates

5 comentarios:

Jorge dijo...

¡Qué bien! Hacía montón de tiempo que estaba buscando un libro de este estilo pues a mi, al contrario que a ti, sí me cuesta ver las "costuras" de un texto y pocas veces identifico las caracterísitcas que definen el estilo de cada escritor. Es evidente que si la relación de ejemplos son novelas no publicadas en Spain, el libro no nos quedará perfecatamente rematado. En cualquier caso gracias por el post.

Lleonard Pler dijo...

Pues lo que pides es justo lo que te ofrece este libro, y como de cada apartado da tantos ejemplos (primero pone el extracto del libro y luego lo desmenuza), seguro que luego lees otros libros de otra manera.

También te recomiendo "Escribir. Manual de técnicas narrativas" de Enrique Páez Mañá", que aunque está más enfocado a gente que quiere escribir, tiene muchas citas y muchos ejemplos y es un catálogo de técnicas y trucos de los maestros que te servirá para identificarlos luego en los libros. Además, éste sí está enfocadísimo a literatura publicada en España.

Mart Mind Art dijo...

Que buen post! hace ya bastante tiempo que andaba tras un libro de estas características. Creo que el hecho de dar a conocer este a través de tu blog será muy util para mejorar la prosa de todas esas personas que como yo aman los libros.

http://somedirtypeople.blogspot.com/

Les dejo aqui un enlace de un blog que intento escribir desde una faceta lo mas cercana a un escritor posible.
Me encantaria que lo visitaran y estaria encantado de escuchar todas sus aportaciones, tanto como para mejorar el aspecto, como la redacción de los contenidos.

Gracias amigos !

Jorge dijo...

Muchas gracias por esta segunda recomendación. Veremos si le puedo sacar todo el partido.

Lleonard Pler dijo...

Mart, mucha suerte con tu nuevo blog, ya lo he añadido a la lista de favoritos. A ver con qué nos sorprendes. Un saludo!

Publicar un comentario