Este blog se ha trasladado, buscando el nuevo blog...

Pages

The School - Reading too much into things like everything

Llevo unos días muy prom night. Me imagino mi baile de graduación con la música de un grupo de chicas cantando a coro. Armonías, trajes de topos, movimientos de manos, diademas y mucha laca. El año pasado estuve en una fiesta donde actuaban tres chicas en este plan y fue memorable su actuación de Oh Johnny Oh.


El caso: que The School suenan así. The Pipettes con un punto melancólico. Esa melancolía se nota sobre todo en la preciosa It's Not The Same, balada otoñal donde las haya. Todo el disco es un poco como el sol en octubre, cuando entra por la ventana: calienta la mesa un rato. Luego apoyas los brazos y lo agradeces.

Para que no busques significados ocultos en los títulos, éstos son largos, lo cuentan todo desde el principio. The Grass Is Always Greener On The Other Side no por típico me gusta menos, es una de las canciones más bailables de un disco breve y siempre optimista. Deja fluir, no analices, disfruta lo que sientes justo ahora.


Me gustan estos discos actuales que podrían haberse grabado hace 40 o 50 años. Esa atemporalidad no es fácil, y estos galeses (cuatro chicas y cuatro chicos) la han conseguido. Regreso al futuro: montas tu Delorean y vas a la fiesta de graduación de tus padres para asegurarte de que se casen y no desaparezcas de la foto.

Y es que a veces, las cosas más improbables salen bien. La soleada Never Thought I'd See The Day, carne de anuncio con sus guitarritas y esas estrofas que con toda naturalidad se transforman en estribillos, da prueba de ello. Los triunfos existen. Basta con apostar a caballo ganador.


Oh here they come
Those feelings I have dreams about for so long
Each stop I make my head spin around
I never thought I'd see the day or hear the sound
Of your voice calling my name

btemplates

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada