Este blog se ha trasladado, buscando el nuevo blog...

Pages

Salmon Fishing In The Yemen

"You and me... Is it theoretically possible?
In the same way a manned mission to Mars
is theoretically possible?"

La pesca de salmón en Yemen. "Con ese título...", podrías pensar. O con ese póster (aunque a mí el póster me gusta: los colores y esa intimidad compartida en el embarcadero). Descubrí la existencia de esta película el día que fui a ver [REC] 3 y desde entonces ardía de ganas por verla. Ewan McGregor era una garantía (ya van unas cuantas "películas favoritas" que él protagoniza), pero Emily Blunt también, la adoro desde Destino Oculto y sobre todo esa gran comedia disfrazada de frivolidad que es El Diablo Viste de Prada.


Criar salmones en el desierto. El capricho improbable de un jeque árabe se convertirá en la misión del Doctor Jones y la señorita Chetwode-Talbot. Tendrán que conjugar fe y ciencia para que lo teóricamente posible se convierta en algo definitivamente real. Como el amor: sutil y tierno y tangible como una mano que se acerca a la tuya. Desde los créditos iniciales (con ese agua que cambia de color y esos salmones saltando encima de las letras) ya sabes que lo conseguirán. Es una película que apuesta por el optimismo a prueba de bombas. Porque se trata de la única forma de que el mundo funcione. Creyendo (sabiendo) que ganarás.

Es una comedia inesperada. Moderna y mordaz. Y muy romántica. No me la esperaba así, esperaba algo más pausado o intimista, y para nada. Carcajadas y ritmo. La presentación de personajes está tan bien hecha que solo con una escena ya sabes cómo son y qué esperan de la vida. Ya sabes que Harriet y Alfred se necesitan o, mejor dicho, se complementan. A destacar la jefa de prensa del Primer Ministro, una pletórica Kristin Scott Thomas que se come la pantalla en cada una de sus escenas, incluso en las que solo se la ve chateando.


Pescar requiere paciencia. Encontrar el anzuelo adecuado, fabrícarselo si hace falta. Un buen río, tiempo, silencio. Lanzar la caña, volver a lanzarla, esperar, confiar que picará. Alfred y Harriet están al final de algo y por tanto a las puertas de otro algo mejor. No tienen prisa. Habrá que remontar el río, está en nuestro ADN.

btemplates

2 comentarios:

David dijo...

Tengo ganas de verla, a ver si en breve cae. Por lo que dices, yo también me la espero como una película pausada y tranquila, pero parece que no es así.

El cartel también me gusta, aunque sea muy obvio el encajar los colores con cada palabra, no por ello deja de gustarme.

Además que últimamente Ewan McGregor es, como dices, sinónimo de calidad con obras como "Beginners" o "Perfect Sense".

Y no recordaba que hubieras escrito sobre "Destino oculto", película que en su momento ignoré cuando empecé a ver carteles por la ciudad, pero que al leer algunas críticas me animé a ver, porque no era para nada lo que vendían su campaña de marketing ni título en castellano. Y me gustó bastante, en especial Emily Blunt. A los hombres trajeados los dejan caer un poco en el ridículo, pese a que cuente con John Slattery (grande, muy grande, en Mad Men).

Lleonard Pler dijo...

Soy fan de los colores del póster y solo me fijé en su relación con las palabras cuando vi que el orden de colores (y palabras) del póster inglés era distinto. "Destino Oculto" es una de tantas películas perjudicadas por una mala traducción y peor promoción, pero la disfruté mogollón. También por la compañía, supongo...

Publicar un comentario