Este blog se ha trasladado, buscando el nuevo blog...

Pages

Cosas increíbles de enseñar

Conviene aprender de la gente que te rodea. Es fácil creer que ya lo sabemos todo, que estamos de vuelta de todo, que no vamos a madurar más (que ya somos muy maduros), pero en realidad nos pasamos la vida entera aprendiendo, y todo el mundo tiene como mínimo mil lecciones que enseñarnos. Llevo varios meses de evolución pero disfruto especialmente de esas lecciones de los demás, de mis amigos. De sus aciertos, claro, pero también de sus errores: hacen que me dé cuenta de los míos, que no son pocos. Y quizá mis amigos no saben que aprendo tanto de ellos porque me gusta observar en silencio.


He aprendido, por ejemplo, a dejar fluir. Que una ciudad es pequeña pero el universo es enorme. El inmenso poder de una metamorfosis para sentirse bien con uno mismo. El valor de buscar un sitio hasta que des con uno que sientas realmente tuyo. Luchar por tus ideales. No olvidar que los opuestos, los diferentes, más que no encajar se complementan. Apreciar una buena banda sonora, dentro y fuera de la película. La importancia de ser optimista. Liberarse sexualmente y disfrutarlo. La constancia. La paciencia, también. Enlazar ritmos laborales faraónicos para tener la vida que te gusta. Atreverse a ser uno mismo, sin preocuparse de los demás. Lo bonito que es dejar que una relación crezca poco a poco, sin ponerle nombres ni etiquetas. Ser capaz de tomar decisiones difíciles: las más difíciles son las más necesarias. Recordar que lo primero siempre debe ser uno mismo, estar bien tú: solucionado eso, ya podrás cuidar de los demás tal como se merecen.

He conocido nuevas canciones que necesitaba escuchar. Y nuevas películas que necesitaba ver. He aprendido que hay que ser espontáneo, si te apetece serlo. Tratar bien a quienes te rodean. Recoges lo que siembras, ni más ni menos. Vagar por el mundo, sin ataduras ni preocupaciones, con la confianza absoluta de que el camino te llevará a la vida que ansiabas. Comer bien y cuidarte el cuerpo para que tu alma se sienta mejor. Cómo llevar y cómo no llevar una rutpura. El sabor (y el placer) de una buena cerveza. Confiar en tu talento. Luchar por tu talento. La futilidad de los puñales y los dardos envenenados. Lo fácil que resulta hacer una grulla de origami. Dejar claro tu lugar en el trabajo. No obsesionarse. A menudo no consigues lo que quieres, pero sí lo que necesitas. La importancia del respeto. Dejarse querer. Dar gracias por todo el cariño que recibes. Sonreír cada mañana.  No tener miedo al futuro.


Y he aprendido más, mucho más. Así que a todos vosotros: gracias.

btemplates

7 comentarios:

Proudstar dijo...

Empezar a sentir todo eso es muy difícil, así que recibe mi enhorabuena. Disfruta mucho!

Pero, por favor, que tu liberación espiritual no esté vinculada con el Apocalipsis, como con Shinjy ;)

Lidia dijo...

Me ha sentado magnificamente leerte hoy. Creo q hoy necesitaba oir de otros labios, lo q hace tiempo se, pero q, a veces, con el trajín de los días, algunas cosas se adormecen. Gracias... Besos por millares

Lleonard Pler dijo...

Apocalipsis ninguno, Dani! Como dice una amiga, se trata de cambio de ciclo. Para bien, para mejor. ;)

Lidia, tú eres una de esas personas de las que he aprendido mucho, ya lo sabes. Love you (in the distance).

Dan dijo...

Ains, cómo me alegra leer todo esto, verme reflejado en tantas cosas, de todo lo que aprendo y saber que en algunas cosas que comentas he sido yo quién te ha instruído, jaja.
Sigue así tu camino nene!

Abuga dijo...

Gracias por la parte que me toca, por poca que sea :P

Keep on movin'

:)

CLouD dijo...

Jo també em veig identificat en alguna, pot ser egocentrisme però sí ;P

Lleonard Pler dijo...

Muchas gracias a vosotros 3 también por leerme... Y sí, es normal que os veáis reflejados o identificados con algunas de las cosas, porque sois algunos de mis maestros. :)

Publicar un comentario