Este blog se ha trasladado, buscando el nuevo blog...

Pages

Cougar Town

You can't pack your past in boxes, it's always going to be part of who you are.

A veces las chorradas más grandes te transmiten muchísimo porque estás en el momento justo para conectar con ellas. Es lo que me está pasando estos días con "Cougar Town", la nueva serie de mi adorada Courteney Cox, que voy intercalando con mi primer revisionado de "Friends". La serie no deja de ser una tontería, pero una tontería que me encanta.


Courteney interpreta a Jules, una cuarentona que después de 20 años de matrimonio, de repente se encuentra otra vez "sola": divorciada, con un hijo mayor de edad y sobre todo con muchas ganas de volver a sentirse joven, disfrutar todo lo que había dejado atrás. Se siente como una quinceañera a las puertas de la edad adulta; en muchas cosas (ligar, salir, sexo, emborracharse, lucir su atractivo, llenar todo el tiempo libre del que dispone ahora, etc) es casi una novata. Tiene unas ganas enormes de hacer cosas, pero al mismo tiempo no puede evitar sentirse ridícula al tener ya una edad y no saber cómo comportarse ante ciertas situaciones. Ese contraste salvaje de entusiasmo vital y torpeza inexperta, es el alma de la serie.

Llevo vista la mitad de la primera temporada y parece que el argumento no dará para mucho más. De hecho, la idea inicial (mujer asaltacunas, que se liga a chicos de la edad de su hijo) la van dejando poco a poco de lado y poco a poco "Cougar Town" se va convirtiendo en una serie familiar sobre esa mujer redescubriendo el mundo. Redescubriendo el mundo y dándose cuenta de que el pasado siempre va a formar parte de su vida, que no puede borrar 20 años de un plumazo. Tiene que aplicar todo lo aprendido para aprovechar al máximo esta nueva etapa.

El papel de Courteney Cox es adorable, me siento identificadísimo con ella, y la rodean un elenco de divertidos secundarios: la compañera de trabajo petarda que la ayuda en ese proceso de segunda juventud, la vecina y amiga que la envidia, el vecino buenorro con el que hay una química inconfesable, el ex-marido canalla, el hijo avergonzado... Memorable también Barb, rival de Jules, una sesentona con un apetito sexual voraz que aparece muy esporádicamente, pero todas sus escenas son brutales.


Son desternillantes las situaciones en las que se va encontrando Jules, y reales como la vida la misma. Desde el guaperas atormentado por la relación traumática con esa ex que le abandonó hasta el chico enamoradizo que la asusta por querer ir tan, tan rápido. Lo mejor es la falta de pretensiones de los guionistas. Estoy harto de series que pretenden revolucionar el panorama televisivo, "contar algo" o ser la nueva "Lost". Y como buena serie dirigida a mujeres y gays, cada capítulo tiene su conveniente ración de maromos sin camiseta.

btemplates

2 comentarios:

Ojosverdes dijo...

Había oído hablar de esta serie hace un tiempo, y ya se me había olvidado. Tengo ganas de ver algunos de los capitulos, y esta época que entra con éxamenes creo que será perfecta para desconectar un rato.
Y estoy de acuerdo con lo que dices, a mí también me cansa que todas las series aspiren a ser un bombazo de lo más novedoso y original.

Por cierto, ¿Tu "primer" revisionado?, ¿solo?, yo ya he perdido la cuenta, esa una serie mítica ;)

Lleonard Pler dijo...

Bueno, es que de "Friends" había visto muchos capítulos desordenados y ahora en realidad es la primera vez que la estoy viendo entera y en orden.

Creo que "Cougar Town" es ideal para desconectar, ya contarás.

Publicar un comentario