Este blog se ha trasladado, buscando el nuevo blog...

Pages

You can touch the sunrise, feel the new day enter your life

Qué fácil era todo cuando me bastaba con el sol brillando. Lo he recordado esta mañana al salir de casa. Y sí, defenderé siempre que los días de lluvia también ocurren cosas buenas, porque así, pero nada como un día soleado para recargar las pilas. Recordar lo importante. Sonreír, sentir la brisa entre cálida y fresca, disfrutar las canciones que saltan solo porque son bonitas y no por lo que conseguías que me evocaran.


Pretendiendo compartir mis cosas, me quedé sin cosas que compartir. Descuidé los ojos y ya no se fijaban tanto, descuidé las manos y escribían menos. Anoche volví a escribir mucho y esta mañana, aprovechando el sol que por fin estrenaba la primavera, he vuelto a gozar de mi barrio. El destello de los coches al pasar, la anciana que volvía de comprar fruta, mi muffin favorito (de yogur y arándanos) porque ya no me importa si engorda un poco, las nuevas casas antiguas que descubro, con sus grietas en las fachadas y sus flores en el balcón. Sus puertas siempre parecen a punto de abrirse; bastaría con que alguien les diera un pequeño empujón.

Las cosas tienen que ser fáciles. Porque pueden serlo. El subtítulo de mi blog no podría dejarlo más claro: "Here's simple and happy. That's what I meant to give you". Eso es lo que ofrezco. Lo que tengo que recordarme cada día, cada momento, para disfrutar de este día y de este momento. Pasito a pasito, pero avanzando. No quiero ser uno de esos matemáticos que se pasan la vida calculando, analizando, racionalizando, en busca del teorema perfecto, mientras la pajarita se les arruga y las gafas de pasta se les resbalan nariz abajo. Quiero ser los locos que sonríen.


Mañana volveré a salir a la calle con la misma energía. No: dentro de hora y media, en la pausa para comer, volveré a salir a la calle con la misma energía. Esa energía es mía. Siempre lo fue pero hoy la he recordado. Quererme a mí mismo porque es la única forma de acumular cosas que compartir. Fue lo único que yo quería: nada de descifrar gestos y frases o sentirme inseguro, sino compartir. Simplemente eso. Así que, por ahora, me limitaré a compartir conmigo mismo las maravillas de mi mundo. Quiero que los demás me asocien con eso. Con las sonrisas fáciles.

btemplates

2 comentarios:

Lidia dijo...

Q suerte q el sol brille en tu entorno, aquí la lluvia se hace persistente y, aunque la echo de menos cuando tarda en venir, ahora la estoy echando de más. Voy necesitando un poco de rayitos de sol q calienten la piel y una buena primavera donde pasear... aún así, como tú, prefiero ser de los locos que sonrien. Así q sonrío bajo la lluvia que ya llegará la hora de sonreir bajo el sol.

Lleonard Pler dijo...

Lo bueno es que el sol, cuando por fin sale después de haber llovido tanto, brilla a tope, el cielo está limpio y azul como recién pintado. Y con las montañas alrededor, estarás como en una postal.

Publicar un comentario en la entrada